Granxa do Souto (Ortigueira).

Granxa do Souto

Entrada¡Qué gente tan maravillosa encontramos en a Granxa do Souto! Un lugar donde puedes encontrar mil actividades para mayores y peques: clases de equitación, rutas a caballo (incluso ruta nocturnas, durmiendo en la granja), campamentos de verano, visitas de grupos, talleres de naturaleza, celebración de cumpleaños (para niños y adultos), alquiler de piraguas y bicicletas, tienen un albergue y una casita para alquilar por días.

gallinas y conejos

O, como hicimos nosotras ya en dos ocasiones, te das un paseo por las instalaciones (no te cobran nada por la entrada), disfrutas de la compañía de los animales (además de caballos tienen vacas, gallinas, conejos, una cabra, perros y gatos) y charlas con las amabilísimas personas que allí encontrareis. Uno de los días incluso les regalaron a las niñas huevos para cenar esa noche en casa.

caballosburros y vacas

La granja se encuentra en el norte de la provincia de Coruña, en el municipio de Ortigueira, en el lugar de Mera de Baixo (Ponte Mera). Están muy cerca del mar, en la desembocadura del río Mera. No es demasiado sencillo llegar, pero hay algunos carteles y su completa página web ofrece información sobre su localización.

merendero

Después de recorrer las instalaciones, que nos enseñaran la casita y el albergue, sobar a los pobres conejitos, perseguir los perros y dar de comer a los caballos, nos tocó reponer fuerzas con la comida que llevamos de casa (últimamente llevamos pasta con salsa de verdura, una receta italiana de Fabiana, empanadas, fruta, zanahorias, tortitas y chocolate). En la granja hay una cafetería muy cómoda donde puedes picotear algo; pero nosotras aprovechamos el sol comiendo en unas mesitas que tienen al aire libre. Tienen también baños y un botiquín para curar mordiscos de conejos y arañazos varios.

casita para alquilarzona de recreo
Por la tarde nos dimos un paseo por los alrededores, para conocer la zona del río, estirar las piernas y darles un rato de descanso a los pobres animalitos. Importante llevar botas, el camino, como es natural, está repleto de zarzas, boñigas y algún que otro charco (dependiendo de la época). Pero fue una caminata muy agradable.

paseo por el río

En fin, Ortigueira para mí siempre es una garantía de paisajes llenos de belleza y paseos maravillosos. Este encantador lugar me lo confirma y os animo a que os acerquéis a disfrutar de esta comarca y de sus gentes.

Monasterio de Toxos Outos, Lousame (A Coruña)

valle

Aunque yo no lo sabía, conocí este lugar mágico hace ya muchos años… Cuando yo era pequeña (a Sabela le encantan las historias que empiezan así) iba con mis padres y mis hermanas absolutamente todos los fines de semana y vacaciones escolares a casa de mis abuelos, a Escarabote (Boiro). Cuando era una adolescente, mi padre empezó a hacer el camino de vuelta a Coruña por carreteras un poco menos transitadas; y en una de ellas, cerca de Noya, mirando a la derecha y allá abajo en el valle, se escondía este monasterio. Una vez lo fotografié desde el coche en marcha, para tenerlo de recuerdo, pero nunca supe su nombre hasta que el verano pasado, muchos años después, lo busqué a propósito… y lo encontré.

iglesia

Es el monasterio de San Xusto de Toxos Outos; está a unos seis kilómetros de Noya en la carretera que va hacia Santiago. Hay noticias de él ya en el siglo XII. En sus tiempos llegó a ser el más importante de Galicia, con propiedades incluso en Zamora y Portugal. Se conservan alrededor de la iglesia restos de los molinos, las huertas, el palomar… Pero dilapidaron todos sus bienes, y a partir del siglo XVI llegó la decadencia y en el XIX la ruina. El claustro fue vendido a un noble, quien se lo llevó para su pazo. La iglesia se sigue utilizando, y algunos edificios de alrededor están en muy buen estado, pero cerrados a cal y canto…
anexosanexos

Después del paseo en los alrededores de la iglesia, llegó el momento de acercarnos al río San Xusto. Hay un tramo del mismo muy cerca de los edificios, con un puente de madera muy bonito y unas escaleras que bajamos para observar de cerca un grabado en la piedra del fondo donde se ve el sol, la luna y una estrella. Es la foto que está aquí abajo a la izquierda.

piedraDSC09318
Aquí ya vimos que el río bajaba de forma espectacular. Pero nuestra sorpresa fue grande cuando decidimos seguir un camino que transcurre por detrás de la iglesia, donde un cartel indica “Fervenza“; y nos encontramos con la parte más maravillosa de aquel lugar: restos de molinos, más puentes de madera, varias cascadas, lagunas de aguas transparentes, todo escondido entre frondosos árboles y en medio del silencio y la soledad más absolutos.

lagunacascada
fervenza

Os aseguro de verdad que fue una de las excursiones más bonitas que hemos hecho hasta ahora. Era un día de mucho calor, y nos metimos en el agua transparente, fría pero no demasiado, para refrescarnos; ¡parece un sitio de cuento! No había absolutamente nadie allí, hasta que no nos marchábamos no llegó otro coche. Aprovechad el verano para conocerlo, pero guardad el secreto, que no se llene de gente…

Piscinas del río Pedras (A Pobra do Caramiñal)

Las piscinas naturales del río Pedras son unas pozas en las rocas que el río ha ido formando a lo largo de los siglos golpeándolas con su fuerza. No son muy profundas, y los niños disfrutan enormemente bañándose allí.

puente romanocamino
Tengo un recuerdo muy especial de esta excursión por el pequeño esfuerzo que nos costó llegar a este recóndito lugar y lo mucho que disfrutamos una vez que nos pudimos relajar allí.

rio II
Llegar hasta las piscinas me pareció algo complicado; hicimos una parte del camino en coche desde A Pobra y otra parte, quizá unos 2 kilómetros, andando. Afortunadamente venía con nosotras mi primo Martín, que lleva toda su vida bañándose en este río. Él nos guió a través del monte, y nos habló del puente medieval que cruzamos. Yo os dejo el enlace del concello de Pobra donde explican cómo llegar.

piscinas IIIComo podéis ver por las fotos que os traigo el sitio es maravilloso; sólo se puede llegar hasta allí andando, y nos encontramos rodeados de naturaleza en estado puro. La gente se relaja al sol tumbados en las rocas, nada con calma en las piscinas como si estuvieran en un jacuzzi y los niños saltan y chapotean con felicidad. No hay absolutamente nada más que árboles, rocas y agua; no esperéis servicios adicionales como baños ó papeleras, ni falta que le hace. La basura que generemos nos la llevaremos de vuelta a casa, por favor, que todo siga tal y como está.

bañoEste verano os recomiendo la visita a la comarca del Barbanza en general y a Pobra del Caramiñal en particular. A las piscinas es aconsejable ir en época de calor para poder disfrutarlas al máximo. Y aprovechad mejor las horas centrales del día; al estar en medio del monte, el sol desaparece a media tarde tapado por los altos árboles, y enseguida empieza a refrescar. Y otra cosa, no olvidéis la protección solar para grandes y pequeños.